NUESTRA FILOSOFÍA

NUESTRA FILOSOFÍA

 

BASTIÓN DE ALANOS.

La caza crea, mantiene y desarrolla las primeras sociedades de hombres y las pinturas rupestres de aquellos prehistóricos “artistas” nos indican que aquel cazador-pintor dibujaba figuras venatorias útiles. Pintaba lo que quería cazar, esperando que la magia invocara a todos sus protagonistas. También nos pintaron el instrumento crucial que utilizaban y que cambió al ser humano: el arco.

Arquero ¿nunca se ha preguntado usted de dónde le viene esa capacidad innata para el tiro instintivo? ¿para apuntar con algo a algo y darle o acercarse?

El portal de la Historia nos va dejando pistas constantes sobre el uso fundamental del arco: una tablilla de la partida de caza del faraón egipcio Tutankhamon en el carro disparando un arco o el bajorrelieve del príncipe sargónida cazando con su halcón y su arco. Puede ser una cerámica ática con el arco y el lebrel, bronces íbero-romanos de carácter venatorio con picas y arcos. Y se podrían seleccionar miles de ejemplos más porque el arco interpreta el papel protagonista en la mayoría de representaciones artísticas que nos han llegado incluyendo las de carácter militar, donde el arco confeccionó entorno a su figura a soldados especializados en su manejo, como los arqueros persas o cretenses, hunos o los medievales ingleses con sus imponentes longbows. Todos ellos, desde el cazador neolítico al arquero profesional inglés del medievo tuvieron como herramienta principal el arco y su nivel de especialización debió ser prodigioso.­ Debían comer o defender su vida con un arco de madera. ¡Sin visores, estabilizadores, poleas, carbono ni gafas polarizadas! Y el arte nos hace constatar que lo hicieron… conviviendo con él y seguro que con mucho entrenamiento, habituándose a su arco o herramienta de trabajo como puede hacerlo el carnicero con sus cuchillos o el pintor con su rosario de pinceles. Conociendo la importancia del artefacto que manipula, y sus posibles riesgos y utilización.

 

Hoy en día los fabricantes de arcos ponen al servicio del arquero arcos y materiales, donde se puede recrear el uso del arco de una manera similar a como se hacía en la antigüedad. Arcos étnicos, históricos o simplemente con los clásicos recurvos de madera. También se puede obtener la misma pericia sin la tecnología actual siguiendo la misma lógica: Entusiasmo y mucho entrenamiento.

 

En el Bastión de alanos se facilita el entrenamiento en las modalidades más naturales del tiro con arco así como en las más modernas. Desde el arco persa, al longbow o al arco de poleas; Todos pueden utilizarse en el campo de tiro o bien en el recorrido de figuras volumétricas porque dentro del Bastión de alanos, el arquero encontrará todos los niveles de exigencia y unas instalaciones adaptadas para satisfacer todas sus necesidades. El arquero que asiste a torneos medievales cumpliendo sus rigores estéticos y prácticos, el arquero que entrena para Recorridos 3D o el arquero cazador que pretende afinar su puntería hasta su máximo apogeo con el fin de librar a la futura presa de un lance agónico e indigno.

El objetivo del Bastión de alanos es que el arquero pueda especializarse en su arco y que no sea un artefacto desconocido que sólo ve la luz cuando se rescata de su maletín.

 

A tan sólo 40 minutos del centro de Madrid, Bastión de alanos está ubicado dentro de la Dehesa del Escorial, a los pies de Abantos y muy cerca de embalses como el de Los Arroyos y Valmayor por donde confluyen preciosas rutas como el Camino de las Siete Puertas.

 

Es un lugar diseñado para el arquero y para el amante de la naturaleza donde practicar el tiro con arco sin reloj y cómodamente. El campo está dotado de espacios técnicos y de información, de avituallamiento y de relajación donde disfrutar de un merecido descanso en contacto directo con la Sierra de Guadarrama. Recorrer un circuito 3D en un páramo tradicional de encinares, quejigos y enebros y bajo la silenciosa mirada de conejos, garduñas, zorros, lagartos y algún jabalí. En cuanto a las aves y los sonidos naturales que se escuchan en el Bastión de alanos, basta con sentarse a descansar en una zona habilitada para deleitarse con el canto de las muchas perdices que viven allí. También de los numerosos cuervos al atardecer o de las aves de presa, milanos, azores, gavilanes y distintas águilas calzadas, perdigueras, águilas reales e incluso búhos si se apura con la jornada.

Bastión de alanos es un sagitarium de entrenamiento donde también se instruye a futuros arqueros sobre el uso del arco y de sus propias instalaciones. Rodeados de naturaleza y con arqueros estupendos cargados de entusiasmo, es fácil enseñar a los arqueros más bisoños en el tiro con arco y en la modalidad que más desee.

El tiro con arco es una disciplina fácil de aprender y tremendamente divertida de practicar aunque nunca se haya cogido un arco y disparado una flecha. También es esencial instruirse en la práctica del tiro con arco con la ayuda de un arquero experto que sepa profundizar y transmitir los fundamentos básicos del tiro con arco, del propio arco y de toda la cultura que rodea el tiro con arco actual. Para ello, el Campo ya cuenta con arqueros comprometidos plenamente con esta disciplina y monitores nacionales expertos en las modalidades de tiro con arco.